Skip to content

Tras la sombra de las apariencias

Las apariencias…¡qué complicado nos lo pone la sociedad! y nosotros que nos dejamos. Digo que nos dejamos porque por mucho que defendamos con orgullo nuestra forma de hacer las cosas es inevitable sentirnos incómodos y dolidos si no recibimos el apoyo del resto. La gente juzga con una rapidez que da miedo. No voy a ser hipócrita, yo también lo hago constantemente. Pero ¿por qué hablo de esto?

75cda60f5d7652ea241dcb729159d333

Cuando decidí quedarme embarazada sabía que la situación no iba a estar exenta de polémica. Parece que el embarazo se ha convertido en un ritual para el que hay que esperar a que se alineen los planetas: que si hay que estar casado, que si no se debe ser demasiado joven ni demasiado mayor, que si hay que tener trabajo, que si hay que tener pareja, que si se debe llevar un tiempo juntos, etc. Una larga lista de requisitos que ejercen mucha presión en las personas que quieren llevar a cabo este proyecto y que saben que no cumplen algunas de estas premisas.

Yo soy una de esas personas y no sabéis lo duro que es nadar como un salmón sobretodo con algo tan bonito como debería ser la decisión de quedarse embarazada. Como ya he mencionado anteriormente en otra entrada, Francis (mi marido) ya había estado casado, lo que le convierte en divorciado, y para cuando decidimos ser papás ni siquiera lo estaba aún (separado si, pero faltaba todo el papeleo…que ¡no veáis el montón de trámites que hay que hacer!). Y por otro lado hay que añadirle lo poquito que llevábamos saliendo juntos y algún factor más. Pero os puedo asegurar que hay unos cuantos imprescindibles, que apenas mencionan los demás, para lanzarse a tener hijos con “éxito”: amor, querer ser papás los dos por igual y tener la mayoría de valores educativos en sintonía; y eso por suerte Francis y yo lo teníamos y seguimos teniendo para hacer frente a la ardua tarea de educar y criar a nuestras hijas. Creo que escogimos el momento ideal a pesar de la controversia y no recibir todo el apoyo que nos hubiera gustado.

encontra-baja

Llegado el día, os aconsejo que tengáis todo un poco en cuenta ya que se trata de un paso muy importante, pero sobretodo debéis ser vosotros los que toméis la decisión de corazón (con cabeza también, pero sobretodo de corazón). No existe un momento 100% adecuado, ni llueve a gusto de todos…y ya sabéis lo mucho que nos gusta hablar y opinar a los demás. Así que cuando os sintáis preparados para formar una familia, no dejéis que los demás os estropeen esa etapa única e irrepetible de vuestras vidas por miedo al qué dirán si alguno de los requisitos “imprescindibles” no se cumplen.

¡Adelante inquietos!

One thought on “Tras la sombra de las apariencias Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: