Skip to content

¿Dónde leches están los chupetes?

Esta situación me pone de los nervios, básicamente porque me pasa más de lo que desearía, y es que ¡me desaparecen los chupetes! No sé como desaparecen ni a dónde van, pero siempre lo hacen cuando más los necesito. He llegado a pensar que podría tratarse de algún tipo de duende…o el mismísimo Ratoncito Pérez. Y si se tratase de éste último, ¿para qué demonios los querrá?

perez+chupetes.jpg

Quizás el Ratoncito Pérez sea cleptómano…¡Sí!, lo de quedarse con los dientes de los niños me hace sospechar de él, porque a ver…lo de los dientes ¡es raro! Además, ya sabem0s la rapidez con la que se reproducen estos bichos, muy posiblemente necesite muchos chupetes para sus tropocientos mil hijos. ¿Y los mecheros? Pues también él. Adicto a las velas, al incienso o vete tú a saber qué. Por último, y eso si que me cabrea, su rollo con robar un sólo calcetín de cada par y siempre cuando están recién lavados. ¿Acaso es cojo y maniático? ¡Bah! dejando las reflexiones chorras de lado, de verdad, es increíble la facilidad con la que se pierden estas cosas en concreto.

98429e15024ed4429dcbe53a000fbd44.jpg

Los chupetes tienen predilección por colarse en lugares inaccesibles y luego me veo contorsionándome en posturas imposibles para meter la mano por huecos donde yo, personalmente, tengo la sensación de que existe el riesgo de quedarme atascada para siempre (especialmente cuando se cuelan por los recovecos del coche). Luego de vez en cuando aparecen, y en vez de sentir alivio me molesto…sólo se me ocurre pensar “¡¿ahora, en serio?!”. Para ese entonces ya he puesto la casa patas arriba y he tenido que pasar por la farmacia más cercana (abierta) a por un cargamento de “chupis” (así les llamamos en nuestra  casa), que seguro que tarde o temprano acabaran en la boquita de un Pérez Junior.

1394782_10152398816147575_1160576330_n.jpg

¡Por cierto! ¿Sabéis que los americanos a los chupetes les llaman “Pacifiers”? De verdad que el nombre les va como anillo al dedo. Debe ser fruto de algún tipo de conjuro mágico lo que estos artilugios de plástico, látex o silicona, logran hacer con los bebés cuando parece que ya nada logrará calmarlos. No sé si es bueno que lo utilicemos o no…la controversia acerca de su uso ya hace tiempo que está servida, pero a mi me ha sacado de un apuro o dos (por no decir un millón).

¿Qué opináis vosotros acerca del uso del chupete? ¿Y de la desaparición de las cosas que he mencionado más arriba? ¡Deleitarme con vuestras hipótesis, inquietos!  Quizás entre todos arrojamos algo de luz sobre el asunto…

Mamá inquieta

4 thoughts on “¿Dónde leches están los chupetes? Deja un comentario

  1. Pues yo creía que era cosa mía esto de los chupeteees!!
    Me paso el día pidiéndoselos a mi vecina que es farmacéutica y me los acerca a casa, pero es que ha habido veces que he comprado dos veces el mismo modelo para asegurar el tiro🙈🙈.
    Y sobre lo de estar a favor o en contra.. Yo era anti chupetes hasta que un día, a los 8 meses emma empezó a quererlos.. Y QUÉ DESCANSO!! miedo tengo de pensar en el día que tenga que quitárselo..

    Besitos a tus niñas y otro para ti!!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo también era anti chupetes hasta que me hicieron unos cuantos favores. Ahora son mis amigos ;P Paradójicamente mis gemelas empiezan a no querer saber mucho de ellos. Creo que esta vez será mucho más fácil la operación “¡chupetes fuera!”, (con lo difícil que fue con la primera…que nos las hizo pasar canutas).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: