Skip to content

No me encuentro en el espejo

Mirarse al espejo y tener dificultades para identificarse con la nueva y desconcertante imagen que se refleja después de dar a luz, es algo que nos sucede a más de una.

Volví a mi peso con relativa rapidez, pero mi cuerpo, mi cara, mi pelo y mi esencia no son los mismos. La frase: “para ser madre estás genial”, no me sirve. Lo importante es como uno se siente y yo no me acabo de sentir bien. ¡Con la de problemas qué hay en el mundo y yo hablando de semejante superflua tontería! Pues sí.

Processed with Rookie Cam

Hablo de esto porque, por desgracia, seguro que no se trata sólo de mi caso. No siempre acaban siendo grandes cambios, a veces son poco perceptibles a los ojos de los demás, pero están allí y tu los notas más que nadie (como aquel grano que sale en la cara y cada vez que te miras al espejo es lo primero que ves, pero los demás apenas se dan cuenta o no le dan importancia…sin embargo tu no puedes sacarle el ojo de encima).

Durante mi primer embarazo subí 21 kg y durante el segundo (gemelar) 20. Es mucho y era consciente de ello, pero tampoco me preocupaba a pesar de las advertencias de mi ginecóloga. En dos meses después de dar a luz, en ambos casos sólo me quedaron 3 kg de más, y en ambos también, en menos de seis meses p.p (post parto) he llegado a pesar menos que antes de quedarme embarazada, por el estrés y las noches en vela. Pero perder peso no significa volver a tu cuerpo de antes.

Mi pelo aún sufre las consecuencias de los bruscos cambios hormonales. Se me cae prácticamente a mechones. No me quedaré calva, pero desde luego que la densidad se está viendo drásticamente reducida, y para colmo me están asomando las primeras canas.

40_esther_gili_39_semanas_depelos

Decidirme por la lactancia materna es de lo mejor que he podido hacer (aunque con las gemelas no pude hacerlo como me hubiera gustado), pero en mi caso esto también ha tenido sus consecuencias a nivel físico (buenas y malas).

Mi piel no tiene la misma firmeza, ni tersura, ni brillo; por lo que se ve más flácida y apagada. Podría cuidarme e ir al gimnasio si los gimnasios abrieran a partir de las once de la noche, que es cuando todas mis hijas duermen…pero creedme, si fuera el caso estaría demasiado cansada para ir. Me paso el día levantando constantemente entre 7 y 15 kg así que algo de ejercicio hago aunque éste no me permita desconectar.

Sí, no me encuentro en el espejo, pero a pesar de que no me acabe de sentir como me gustaría os puedo decir que ahora no es mi prioridad aunque sea importante no abandonarse. Si os consuela, creo que, a partir del año después de haber dado a luz todo vuelve un poco a su sitio (dentro de las posibilidades que el mismo envejecimiento ofrece).  Supongo que pasado un año también uno se acostumbra a la nueva imagen reflejada en el espejo. Yo ya le estoy empezando a coger cariño.

Otra medida que me está ayudando a “sobrellevar” el cambio (quizás sea una expresión demasiado dramática) es actualizar la ropa del armario con prendas que favorezcan la nueva silueta y situación actual. Ropa para el día a día, cómoda y que me haga sentir a gusto conmigo misma (parece un anuncio de compresas).

Y el último “tip” y el más importante: la actitud lo es todo. Lo que mejor viste y te devuelve la seguridad y la autoestima después de cualquier cambio brusco es una buena actitud. Mientras no sea la salud lo que esté en juego creo que es bueno darse cuenta que la imagen tiene su justa relevancia.

Quizás debería dejar de buscar a mi antigua yo en el espejo y dar la bienvenida a mi nueva imagen. Quizás sería lo más maduro y lógico, y me da a mi que el verano es el momento perfecto para reinventarse, ¿no creéis?

Bueno inquietos, ya sabéis lo que dicen: no hay mal que por bien no venga ni que cien años dure. Así que si la situación que expongo es la vuestra…espero que este post os haya servido de algo. ¡Ánimos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: