Skip to content

¡Tengo el mejor padre del mundo!

Estoy segura que más de uno piensa eso, así que muy posiblemente el mío no sea el mejor padre del mundo pero si lo es para mí. No sólo fue y está siendo un magnífico padre, sino que también es un gran abuelo.

Es un gran abuelo porque no sólo juega con sus nietas, también: cambia pañales, las baña, les hace sus papillas, biberones, comidas, les da de comer, las viste, las pasea, las duerme, las calma cuando lloran, las cuida cunado enferman, etc. Y es en este aspecto donde dudo que la gran mayoría pueda decir lo mismo de sus padres o suegros, y quizás por desgracia ni siquiera de sus maridos ¿Por qué comento esto?

El otro día me encontré con unos amigos y me hicieron la clásica pregunta: ¿cómo lo llevas? (se refieren a mi día a día con tres hijas menores de 3 años y dos de ellas gemelas de siete meses). Como siempre comenté que bastante bien, en gran parte gracias a la ayuda que recibimos, y luego añadí lo que me pareció bastante absurdo al oírme:  “la verdad es que Fran me ayuda mucho, muchas veces hace incluso más que yo, es un padrazo”. ¡¿Cómoooooooooor?! Y ¿por qué no debería ser así? ¿Acaso los padres son mancos o no tienen la misma responsabilidad que nosotras sobre sus churumbeles? No sabéis las veces que amigos y conocidos al ver lo mucho que se involucra Fran en la crianza de nuestras hijas me han soltado un: “¡pobre Fran!”. Me he perdido…¿pobre por qué?

Hace 50 años lo podría incluso entender ya que muchos hombres desempeñaban trabajos físicos de mucho desgaste y muchas mujeres no trabajaban (¡ojo con lo de no trabajar! que llevar una casa y criar a los hijos ¡no es moco de pavo!). Pero digamos que culturalmente que el hombre no hiciera casi ni el huevo era de lo más normal y aceptado. Yo no vengo de esa clase de hogar, así que perdonad que me ponga tan crítica. No veo la forma de poder justificar que antes se funcionara así y por supuesto que hoy en día para mí ya no tiene ni pies ni cabeza que la responsabilidad caiga en nosotras sin más. El padre que no hace por sus hijos lo mismo que la madre es porque no quiere…¡ya lo he dicho!

BeFunky Collage.jpg

Si la madre trabaja fuera de casa y el padre también, ¿por qué se sigue pensando que la mujer debe asumir más responsabilidades que su pareja una vez terminada la jornada laboral? Y esto pasa incluso sin hijos…

Pues bien, yo tengo un marido y un padre que bien podrían ser, a ojos de nuestra sociedad, mi mujer y mi madre. Aquí todo el mundo “pringa” y disfruta por igual de los momentos únicos  que nos brindan las pequeñas de la casa.

¡Qué no os engañen! Tanto si sois madres como padres y tomasteis la decisión de serlo juntos, afrontad esta responsabilidad de forma equitativa, justa y con sentido del humor (que a veces con la falta de sueño el humor escasea). A no ser que algo imposibilite la implicación de ambos por igual (incompatibilidad de horario, problemas de salud o que uno de los dos sea demasiado absorbente con los niños o tareas comunes), creo que criar a nuestros hijos es una bonita obligación para ambos progenitores.

Si algo me ha enseñado mi padre es que no hay tareas de hombres y de mujeres…¡no en mi casa! Mi marido se encarga de enseñarles lo mismo a nuestras hijas y espero que la cadena ¡no se rompa jamás!

Os dejo con un vídeo relacionado con el post.

¡Un abrazo, inquietos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: